Rinoplastia sin cirugía, ¿es posible el milagro?

Uno de los miedos que tiene mucha gente a la hora de cambiar su aspecto es pasar por quirófano. De ahí que soluciones como el ácido hialurónico, que no requiere de una intervención invasiva, tengan tanto éxito, puesto que se puede encontrar en diversos formatos con aplicaciones tan simples como las cremas, las inyecciones de relleno o incluso en cómodas pastillas que se ingieren y reducen las arrugas. Hoy queremos hablar de una técnica que permite retocar el aspecto de la nariz sin tener que someterse a una operación. Se trata de la rinoplastia sin cirugía, un sencillo método mediante el cual es posible conseguir una nariz nueva sin pasar por un quirófano.

En qué consiste la rinoplastia sin cirugía

En realidad, el proceso es muy similar al que se utiliza en técnicas para el relleno de arrugas. Básicamente consiste en inyectar un producto en determinadas zonas de la nariz con el fin de rectificar alguna parte. El ácido hialurónico suele ser el producto con el que se hacen muchas de estas intervenciones.

Para que la rinoplastia sin bisturí sea lo menos molesta posible, antes de empezar se aplica una crema anestésica sobre la piel, que la duerme y se puede proceder al arreglo de nariz sin cirugia unos 20 minutos más tarde. Después se inyecta el ácido hialurónico o algún compuesto similar como el colágeno, en las zonas que se han decidido rectificar previamente. El proceso dura unos 45 minutos desde el momento de aplicar la crema para dormir la nariz y la última de las inyecciones.

rinoplastia sin cirugia

Cosas que no se pueden lograr con la rinoplastia sin cirugía

Una rinoplastia sin cirugía es un proceso cosmético, de modo que no puede ser utilizado para otra cosa que no sea una remodelacion de nariz. Si hay una deformidad por tener el tabique nasal desviado, problemas de respiración o algún otro defecto como una nariz muy puntiaguda o demasiado pequeña, el arreglo de nariz sin cirugia no es posible.

Beneficios de esta remodelación

El principal beneficio de las inyecciones de ácido hialurónico o colágeno es la rapidez de la intervención. En menos de una hora el proceso se ha terminado y se puede salir a la calle con una nariz remodelada.

Otra ventaja es el precio. Aunque el precio del acido hialuronico no es barato, comparado con una operación de cirugía tiene un coste mucho menor.

Finalmente, la recuperación es mucho más rápida. De hecho se puede decir que apenas se sale del centro de estética se puede hacer una vida completamente normal.

En este otro artículo puedes encontrar información sobre el colágeno y el ácido hialurónico.

¡Compártelo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones