Ingerir ácido hialurónico y colágeno, ¿evita que nuestra piel envejezca?

Tres son los componentes que actúan en la dermis para mantener nuestra piel joven: el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico.

Colageno para nuestra piel

El colágeno aporta firmeza; la elastina, elasticidad y el ácido hialurónico actúa rellenando huecos en las redes fibrosas formadas por las dos sustancias anteriores. Además tiene la cualidad de retener agua, de forma que es la molécula encargada de hidratar los tejidos.

Si has leído los artículos de esta web, sabrás de sobra que nuestra piel no tiene la capacidad de absorber moléculas de un tamaño considerable, como puede ser el ácido hialurónico de alto peso molecular o el colágeno. Dos opciones realistas para reponer el ácido hialurónico pueden ser utilizar cremas que contengan ácido hialurónico fragmentado, cuyo tamaño si permite la absorción por parte de nuestra piel o directamente utilizar el ácido de alto peso molecular como sustancia de relleno por medio de micro-inyecciones.

Algo similar sucede con el colágeno. No es posible que nuestra piel lo absorba directamente debido a su tamaño, pero existen técnicas como la hidrólisis que permiten la descomposición del colágeno sus aminoácidos constituyentes. Las moléculas presentes en el colágeno hidrolizado sí que pueden pueden ser absorbidas por la piel y nuestro cuerpo las utilizará como materia prima para volver a sintetizar colágeno u otras proteínas necesarias.

ANUNCIOS

Elastina para nuestra piel

Sin embargo, no queda claro qué pasa si ingerimos directamente las sustancias que mantienen nuestra piel firme, elástica, hidratada y, en general, libre de arrugas. ¿Podemos comer colágeno, elastina y ácido hialurónico para reponer las pérdidas en nuestra piel?

Estas tres sustancias son difícilmente absorbidas en nuestro tracto intestinal porque son proteínas muy grandes y la descomposición de las mismas en aminoácidos requiere de un gran esfuerzo. Sin embargo, si realizamos externamente la descomposición en péptidos y aminoácidos mediante un procesamiento previo, facilitamos a nuestro cuerpo la labor de absorción. Esto podemos hacerlo para el colágeno y para el ácido hialurónico ingeriendo las versiones de bajo peso molecular: colágeno hidrolizado, presente en muchos suplementos alimenticios, y ácido hialurónico fragmentado, que se se comercializa en pastillas. En cambio, para promover la elasticidad de nuestra piel, más que en su ingestión directa, se suele optar por una dieta rica en alimentos que ayuden a sintetizar la elastina.

Si te gusta este artículo, puedes compartirlo para que nuestros consejos lleguen a más personas.

ANUNCIOS
¡Compártelo!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Lluïsa dice:

    Es un artículo muy útil para estar bien informados ante la proliferación de productos comerciales que promete milagros muy dudosos.

  1. 13 mayo, 2015

    […] El ácido hialurónico se encuentra en nuestro cuerpo de forma natural y con el tiempo disminuye en cantidad. Podemos tomar ácido hialurónico por vía oral, en pastillas o cápsulas que nos ayudarán a prevenir las arrugas. Es un tratamiento estético que actúa en el interior de nuestro cuerpo, pero los efectos son visibles en el exterior. En el siguiente post hablamos de la eficacia de las pastillas de ácido hialurónico y colágeno. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones