Cómo el ácido hialurónico ayuda con las lesiones de rodilla

El ácido hialurónico es conocido sobre todo por sus propiedades estéticas, siendo un buen corrector de arrugas de expresión y de otros pequeños problemas. Pero además representa otros tantos beneficios para la salud que es interesante conocer. En este artículo te hablamos de ello y en particular de cómo resulta un buen aliado contra las lesiones de rodilla.

Ácido hialurónico: por qué está indicado para las articulaciones

Rodilla-ácidoEl ácido hialurónico es un elemento presente de forma natural en nuestro organismo y, entre otros, está presente en el líquido sinovial. Este líquido sinovial tiene una textura viscosa y se encuentra en las articulaciones, actuando para que no rocen entre ellas y evitando la fricción entre las partes móviles. Se encarga también de absorber los impactos que se producen mientras caminamos.

Así es que el ácido hialurónico, componente esencial en el líquido sinovial, resulta muy importante. Sin embargo y conforme pasa el tiempo o si la persona somete su cuerpo a muchos esfuerzos (caso de deportistas) el ácido se reduce en cantidad y calidad. Es entonces cuando aparecen el desgaste, la fricción, el dolor y otros problemas articulares. La articulación deja de funcionar suavemente y comienza a generar las molestias antes descritas.

El papel del ácido hialurónico contra estas lesiones

En estos casos resultan interesantes las opciones para infiltrar ácido hialurónico mediante inyecciones. Es la forma de restablecer el elemento que se va perdiendo y hacer que las articulaciones recuperen su normal funcionamiento. De este modo las propiedades viscoelásticas en la zona interarticular se recuperan y las molestias se matizan hasta incluso desaparecer.

Los efectos de las inyecciones se notan a partir del primer mes y su duración puede extenderse hasta los seis meses. En ese punto tanto el médico como el paciente valorarán el interés de repetir el tratamiento. Sus efectos son especialmente notables en el caso de las lesiones articulares, si bien también se usan en otras áreas del cuerpo.

Especial efectividad: contra las lesiones de rodilla

Existen varios estudios que investigan la conveniencia de usar el ácido hialurónico en distintas dolencias y un reciente artículo publicado en Clinical Medicine Insights atestigua cómo su efecto es verdaderamente interesante para el caso de las lesiones de rodilla, tanto por causa deportiva como por normal desgaste de los tejidos.

Según se recoge en esta publicación médica, “las inyecciones provocan efectos terapéuticos muy amplios sobre el dolor y sobre la función de la rodilla”.

Se trata pues de contribuir, mediante inyecciones, a la lubricación adecuada de la zona a la vez que actuará como antiinflamatorio. Con esto se consigue que el dolor disminuya de forma muy considerable, dependiendo del paciente concreto incluso llegando a desaparecer del todo. He aquí el interés de esta aportación externa de ácido para el tratamiento de las lesiones de rodilla.

¡Compártelo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones